Coronavirus y Bancos: ¿Cómo los está apoyando Auriga?

Coronavirus y Bancos: ¿Cómo los está apoyando Auriga?

Coronavirus y Bancos

La pandemia del coronavirus y las consiguientes medidas de confinamiento que se han implantado están afectando a la vida cotidiana de casi todo el planeta.

Los bancos están desempeñando un papel clave sobre cómo nuestras sociedades responden y avanzan en esta época sin precedentes. Como su socio tecnológico, valoramos y respaldamos el tremendo trabajo que realizan los bancos para proteger a sus empleados y clientes, servir a sus comunidades locales y apoyar la economía.

Hay muchos ejemplos de países en los que los bancos están demostrando una gran flexibilidad y comprensión hacia sus clientes y están actuando como un canal importante para obtener ayuda y asesoramiento financiero vital.

Autoservicio y sucursal bancaria

En aquellos casos en los que el cajero automático es la única fuente de efectivo y ayuda financiera en una comunidad, debe administrarse y monitorizarse de cerca, para garantizar que presta todos los servicios.

Es vital también que se minimice cualquier visita de servicio para mantener el canal y garantizar su eficiencia, cumpliendo las medidas establecidas de distanciamiento social debido al coronavirus, para evitar así desplazamientos innecesarios.

Aquí es donde las inversiones de los bancos en el mantenimiento predictivo aplicado a la gestión del ciclo de vida de los dispositivos está dando frutos. Mantener una estrecha vigilancia en las tendencias clave, a medida que se desarrollan, nunca ha sido más importante.

Por ello, les mantenemos actualizados sobre las últimas tendencias que configuran la industria de la tecnología bancaria en 2020 aquí.

Las sucursales bancarias están abiertas, al ser un servicio esencial en España, mientras que otros servicios locales están cerrados. Para muchos, se trata de un servicio vital, aunque es un desafío para los bancos mantener el distanciamiento social para dar prioridad a la seguridad de sus empleados y clientes.

Por lo tanto, no es sorprendente que se haya limitado el horario de apertura del los bancos o que muchas sucursales estén cerradas, debido al autoaislamiento del personal.

En consecuencia, la tecnología bancaria digital está demostrando ser un salvavidas para los ciudadanos, ya que se desaconseja que visiten su sucursal local e incluso minimicen el uso de cajeros automáticos.

La presión sobre los servicios digitales pone de manifiesto los beneficios de aquellos que están basados en la nube, para escalar los servicios y satisfacer la demanda.

De igual forma, muestra cómo los bancos han invertido en ofertas omnicanal, que aseguran servicios personalizados en un momento en el que muchos de nosotros apreciamos el toque humano.

Un mayor protagonismo de la videobanca

Es todavía demasiado pronto para sacar conclusiones sobre la forma en la que los clientes acceden a los servicios financieros durante el brote del virus. Tampoco es posible comprobar a estas alturas si nuevos sectores de la población se han acercado a la adopción de los servicios de banca digital.

Sin embargo, como muchos de nosotros hemos descubierto, nos sentimos cómodos haciendo videollamadas con servicios como Zoom o Teams, tanto para cubrir necesidades personales como profesionales. Quizá uno de los resultados positivos de esta situación sea la incorporación del vídeo como canal para los servicios bancarios.

Gracias a un enlace de vídeo, se puede hablar con un empleado disponible en remoto, por lo que los bancos pueden atender a sus clientes más allá del horario de apertura habitual e incluso mantener las sucursales abiertas las 24 horas del día todos los días del año.

En las entidades en las que la videobanca ya está disponible, se está llenando un gran vacío respecto a la forma en la que los bancos se mantienen conectados con los clientes, incluidos los más vulnerables, durante este complicado momento.

La videobanca está ayudando a apoyar la entrega de ayuda financiera importante, así como a atender a los clientes que necesitan asistencia, con productos y tecnología de autoservicio.

Para ofrecer respaldo a nuestros clientes bancarios, a la vez que nos sumamos a la medida de que todo el personal trabaje desde casa, Auriga se asegura de que sus recursos de soporte técnico estén totalmente atendidos y disponibles, para apoyar a sus clientes bancarios, a medida que responden al brote, así como a las restricciones de cierres, tan necesarias para proteger y salvar vidas.

Estamos ayudando a los bancos que desean expandir sus capacidades de autoservicio bancario digital y buscan que sus sucursales estén más automatizadas por razones de seguridad sanitaria, minimizando los contactos físicos entre empleados y clientes.

La transformación digital necesaria de los bancos es posible gracias a nuestras soluciones Nextgenbranch, que ayudan a que los clientes usen canales de dispositivos de autoservicio asistidos en cualquier hardware apropiado.

Gracias a las funciones de videoconferencia y navegación conjunta, se puede guiar a los clientes de forma remota, para que completen sus operaciones bancarias sin la necesidad de tener contacto cara a cara con el personal de la sucursal.

Y, por encima de todo, les deseamos que permanezcan sanos y salvos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments are closed.